Destinos que visitar en un Crucero por el Mediterráneo

Destinos que visitar en un Crucero por el Mediterráneo

Ante de comenzar esta redacción quiero adelantarles que si quieres conocer el Mediterráneo la mejor opción es realizarlo en un crucero. Conocer el Mediterráneo te llevará a experimentar el mejor viaje de tu vida, puedes hacerlo en compañía de tu familia, como luna de miel, o como unas lindas vacaciones de soltero con amigos. Ya que conocerás diversos lugares, cultura y gastronomía inigualables.

En estas líneas les contaré mi experiencia en el crucero por el Mediterráneo que realicé como una segunda luna de miel con mi adorada esposa. Los dos somos emprendedores y siempre estamos trabajando en casa y viajando para buscar nuevos inversionistas, y todo lo que necesitamos para nuestro negocio. Así que decidimos apartar un poco el trabajo y dedicarnos unas merecidas vacaciones como si fuese una segunda luna de miel.

La experiencia al subir en el crucero por el Mediterráneo

Partimos desde Barcelona y desde el momento de subirnos al crucero por el Mediterráneo iniciamos nuestra segunda luna de miel. Nos recibieron con champaña en el camarote, con flores y un ambiente muy agradable adornado para unos recién casados.

Dentro del crucero la diversión es interminable, las comidas son excelentes, hay bailes, jacuzzi, orquestas, concursos, piscinas, atención especial, tiendas, es como estar en una ciudad con toda la diversión y la comodidad sin gastar más que el paquete que reservaste.

Mientras vamos navegando hacia el destino con el comenzamos nuestra aventura.  Cuando bajas en los distintos puertos podrás disfrutar de excursiones que no son muy costosas, puedes reservar con anterioridad, es una experiencia que no puedes dejar pasar.

Los lugares que visitamos por el Mediterráneo

Marsella es una gran ciudad donde se puede apreciar lo hermoso del Mar Mediterráneo, fue fundada hace más de 2.600 años y se dice que es la segunda ciudad con más habitantes de Francia. Marsella tiene muchos lugares para visitar, como el Puerto Viejo donde puedes tomar excursiones al Parque Natural Nacional Macizo de las Calanques, también subirte a un barco que te llevará a la Isla de If, lugar donde acontece parte de la trama de la novela El Conde de Montecristo.

Pero, si quieres quedarte en tierra firme puedes visitar el Barrio Le Panier allí encontrarás varias galerías de arte y museos. Además, de degustar de un dulce típico llamado navettes. Un lugar que no debes dejar de visitar es la Basílica de Notre Dame de la Garde. También puedes visitar el Vallon des Auffes  para comer un plato típico de Marsella la Bullabesa, es exquisito y su orgullo en gastronomía.

Al llegar a Savona lo primero que te vas a encontrar es la Torre León Palcaldo, la cual es la imagen de Sanova, dicen que es muy antigua, ya que data del siglo XIV. Ya en tierra firme, pudimos caminar por la calle Paleocapa y ver que es una ciudad pequeña donde encuentras muchas tiendas ideales para comprar recuerdos. Fuimos a una Iglesia llamada Oratorio Cristo Risorto por dentro puedes disfrutar de la belleza de sus esculturas.

Luego visitamos la Catedral de Sanova, se dice que fue mandada a construir por un Papa llamado Sixto IV a finales de 1580 y duró su construcción hasta 1605. Esta ciudad es conocida como la ciudad de los Papas, ya que dos papas católicos son oriundos de Sanova.  No puedes dejar de ver el Monumento Garibaldi en Piazza Eroe dei due mondi.

Desde Sanova hicimos escala en Génova. Esta es una gran ciudad, los lugareños afirman que el Puerto de Génova es el más importante de toda Italia. La arquitectura de sus edificaciones es inigualable, está llena de cultura, arte y de historia.

En toda la ciudad de Génova se aprecian dos épocas, la Renacentista y la Barroca. Como el Palazzo Bianco, el Palazzo Rosso, el Tursi, y por supuesto el Palacio Municipal, puedes encontrar Museos y galerías de artes. En Génova puedes visitar la Piazza de Ferrari donde podrás ver el Palacio Dunca. Si quieres visitas la Catedral de San Lorenzo, y si tienes suerte disfrutar de la ópera. También, conocerás el acuario, la Iglesia de San Mateo, el Castillo Neogótico, el Centro Comercial Porto Antico y museos de arte.

Además, en Génova puedes disfrutar de una excelente gastronomía donde se combina los frutos del mar, la pasta, la pizza y el pesto.

Ya en Nápoles logras conocer la Piazza del Plebiscito, el Palacio Real, el Palacio Salerno,  La famosa Basílica de San Francisco de Paula y el Palacio de la Prefectura, siempre hay mucha cola para visitarlos, así que te recomiendo reserves con anticipación.

También, visitamos la galería Humberto I, es imponente su arquitectura, allí encontrarás tiendas y bares para refrescarte. A mi esposa y a mí nos impresionó el Cristo Velato de Sanmartino, por el hermoso velo que lo cubre, puedes verlo en la Cappella Sansevero.

Otro lugar de Nápoles es la Piazza Gesú, la basílica di San Doménico, la Spaccanapoli, llamada así debido a que divide en dos la ciudad. No debes irte de Nápoles sin conocer la tradición de San Gennaro su Santo Patrón. En cuanto a su gastronomía, la pizza es sin lugar a duda la que manda en la mesa de los napolitanos. Además, puedes probar otros platos típicos con mozzarella, pasta, mariscos y pescados fritos. ¡Buon appetito!

De ahí llegamos al puerto de Civitavecchia, desde donde optamos por la excursión a Roma. Cuando llegamos a Roma fue algo majestuoso, conocer la ciudad del Papa, era increíble. El Palacio Barberini donde se encuentra la Galleria Nazionale d’Arte Antica, guardada en él una gran historia del arte.

También, la Basílica de San Pedro, la Basílica de Santa María Trastevere, el Museo del Capitolio, la plaza Navona, es un lugar muy pintoresco y con el bullicio característico de esas callejuelas de populoso mercado de frutas. Así mismo visitamos la plaza de Campo dei fiori, muy sencilla y bohemia, aquí puedes disfrutar de la gastronomía de Roma.

Y como una luna de miel perfecta, no puede faltar visitar Venecia. En esta hermosa y romántica ciudad visitamos la Plaza de San Marco, allí se encuentran la Basílica de San Marco, es un lugar lleno de historia y cultura. Luego nos fuimos al Puente de Rialto y subimos a una góndola y dimos un romántico paseo, transitamos por el famoso puente de los suspiros y el gran canal.

Bajamos en uno de los barrios de Venecia conocido como el barrio judío, el cual era un gueto en la II Guerra Mundial. Luego logramos visitar el Museo Civico Correr donde está descrita toda la historia de Venecia. Esta romántica ciudad tiene muchos lugares que visitar, pero debimos hacer una parada en el mercado de Rialto para disfrutar del tours gastronómico y degustar de los mejores quesos, vinos, polentas, mariscos, aperitivos, canapés, tiramisú con un delicioso café.

Ya de vuelta hacia Barcelona, no vienen a mi cabeza mas palabras que de agradecimiento, conseguimos una experiencia que seguro repetiremos y cuando lo hagamos os escribiremos una líneas más contándoles cómo nos fue. Nunca pensamos que pertenecer a un club de cruceros pudiera ser una experiencia tan enriquecedora.

Muchas gracias.

 

Desde la redacción de Cruzando Destinos queremos agradecer a nuestros socios (que prefieren permanecer en el anonimato) el compartir su experiencia. Así como invitar a quien desee compartir su experiencia escribirnos a info#cruzandodestinos.com

 

 

×